martes, septiembre 09, 2008

El irresistible encanto de la Premier

En las páginas del Diario AS aparece un amplio y maravilloso artículo escrito por Guillem Balagué sobre cómo las grandes fortunas mundiales están invitiendo única y exclusivamente en la Premier League. Junto al artículo de Guillem, una de las referencias periodísticas en el flujo España - Inglaterra y voz de Sky Sports en las retransmisiones, aparece la columna de Alfredo Relaño. La opinión de uno de los grandes de esta profesión sobre el tema que nos apasiona no podía pasar desaparecibida. A continuación reproducimos íntegro el texto que aparece en el Diario AS, escrito por su director Alfredo Relaño.

"Por si fuera poco difícil hacer frente a los inmensos ingresos televisivos de la Premier (que tiene en la Commonwealth un magnífico mercado natural), ha sobrevenido en los últimos años un segundo fenómeno: el de los ultramillonarios que gastan a capricho en clubes ingleses. Abramovich no está solo. Cada vez hay más. El último ha sido Al Fahim, que ha birlado a Robinho simultáneamente al Madrid y al Chelsea. Tiene dinero para seguir y seguir, hasta hacer del Manchester City por la vía rápida lo que nunca podría ser guisado a fuego lento: el mejor club del mundo, la envidia del United.

¿Cómo competir con eso? Florentino lo veía venir, de ahí su grandioso plan de estrellas y giras universales para recaudar por vías audaces, pero dentro del mercado, cantidades suficientes para competir con esos caprichosos enamorados de la Champions. Pero tal congregación de galácticos resultó imposible de pastorear y el magnífico proyecto se disolvió entre polvo de estrellas, choques de vanidades, molicie y autosuficiencia. El Barça copió el modelo, lo intentó a su modo y le ocurrió lo mismo. Aquello parece inviable. Entonces, ¿cómo sostener a nuestros grandes clubes frente a tal competencia? No se me ocurre cómo.


La Premier está embalada. Es un foco de atracción irresistible para millonarios de cualquier punto del planeta que buscan reconocimiento bajo la sombra de Su Gloriosa Majestad y que han pasado de comprarse cuadras a comprarse equipos de fútbol. O ambas cosas a la vez. Sólo cabe esperar que a esas plantillas reunidas así, a golpe de oro y capricho, también les ciegue el brillo de su propia luz. Y al tiempo confiar en el trabajo bien hecho, algo que tan escasas veces se ve en fútbol, pero que tan buenos resultados da. Quizá el Villarreal tenga el secreto. Y si no, es que no hay solución".

2 comentarios:

ulster scot dijo...

Relaño grande. Bonito oxímoron.

Kiubasa dijo...

Yo como buen romántico, pienso que el éxito se alcanza a través de un proyecto deportivo forjado a lo largo de varios años. Si nos fijamos en equipos que de 20 años para acá han dejado su huella en el fútbol mundial, la mayoría han alcanzado su cénit tras varias temporadas apostando por una filosofía (mejor o peor): Barcelona (Cruyff), Milan (Sacchi), Ajax (Van Gaal), Juve (Lippi), ManUtd (Ferguson), Arsenal (Wenger), Depor (Irureta), Real Madrid (Del Bosque), Boca (Bianchi), Bayern (Hitzfield), Barcelona (Rijkaard), Chelsea (Mourinho), Valencia (Benítez), Sevilla (Juande), Villarreal (Pellegrini)...

En el fútbol 1+1 no son siempre 2. En cuanto estos jeques del City vean que invertir 200 mill de libras por temporada no te garantiza el éxito, cambiarán de manera de actuar (como hizo Abramovich) o bien se aburriran, y se dedicarán a otro proyecto que alimente su ego.