lunes, octubre 06, 2008

Las natillas de Robinho, a la nevera

Los traspasos en el mundo del fútbol no son sólo el simple movimiento de un futbolista de un equipo a otro, sino que el ‘planeta fútbol’ se ha organizado de tal forma que los traspasos generan infinidad de repercursiones paralelas. La última y curiosa anécdota la hemos comprobado en los últimos días al ver como tras confirmarse la marcha de Robinho al Manchester City el brasileño ha desaparecido de la campaña de las famosas Natillas Danone que protagonizaba junto a Lionel Messi.

Sólo Messi
En las últimas semanas Leo Messi ha quedado como el único ‘actor’ en la campaña. Bueno, rectificamos. Las piernas y la cadera de Robinho sí que siguen apareciendo en el spot publicitario. La medida se puede considerar drástica, porque el brasileño no ha cometido ningún delito como para que prescindan de él en la campaña, pero el marketing no perdona: Robinho ya no vendía. En España, claro. No es sólo el hecho de dejar el Real Madrid, sino la forma en que se produjo. La imagen dejada después de declararse en rebeldía, de solicitar más dinero y de dejar tirados a sus compañeros el día que terminaba el plazo de fichajes no es la más adecuada para mantenerle como una imagen de marca.

El gafe de las natillas
Desde hace tiempo existe una leyenda negra que apunta a que todos los deportistas que realizan una campaña de publicidad con las natillas de esa marca pasan automáticamente a fracasar en sus respectivas carreras. Alex Crivillé, Sergi Bruguera, Juan Carlos Ferrero, Gerard, Alfonso o Luis Enrique son algunos de los deportistas a los que se relacionó con la famosa maldición. El último en hacer los famosos anuncios fue: ¡Ronaldinho! Evidentemente no deja de ser una desagradable casualidad, porque tenemos por ejemplo el caso de Iker Casillas o Xavi para contradecirlo, pero el porcentaje de deportistas que han empezado una cuesta abajo en sus carreras tras rodar los anuncios es cuanto menos sospechoso. De momento no se puede decir que Robinho haya fracasado después de rodar el anuncio, pero desde luego que su carrera futbolística ha dado un giro radical. ¿Habrán tenido algo que ver las natillas?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos dias Rodrigo, antes de nada felicitarte por tu blog.

Este comentario sobre Robinho y las natillas, lo hizo hace unos dias mi hija de 10 años y madridista...la llamo la atención que no saliera ya Robinho, y que solo apareciera Messi.

Curioso lo de las marcas..

Saludos

Manu G dijo...

Lo de las natillas es la leche. Por cierto, por ellas también paso Caminero que a partir del famoso anuncio empezó a no dar pie con bola