martes, octubre 14, 2008

Fernando Torres se queda sin volver al Calderón

Pablo Pinto - Salvo giro de última hora en forma de aplazamiento de la sanción, el Vicente Calderón se quedará sin recibir la visita de su hijo pródigo, Fernando Torres. La UEFA ha sancionado al Atlético de Madrid con dos partidos de sanción más un tercero que tendrá que cumplir en los próximos cinco años, supeditado al comportamiento de su afición.

Esta noticia ha sido un mazazo para todo el entorno rojiblanco, empezando por una afición que si quiere ver el partido más atractivo en los últimos años de la Historia del club, tendrá que hacerlo desplazándose a más de trescientos kilómetros de casa. Otro de los afectados será Fernando Torres. Si alguien se muere de ganas por jugar este encuentro, ese es The Kid. Desde que se realizó el sorteo, el delantero del Liverpool tiene la fecha subrayada en su calendario.

El partido seguirá siendo especial enfrentándose a 'su' Atleti. Pero no es lo mismo. Tendrá que conformarse con jugar frente a su ex equipo en un estadio neutral, y posteriormente ejercer de anfitrión en Anfield.

5 comentarios:

biggest bulldozer dijo...

im here because of few cents for you. just dropping by.

kubota mini excavator dijo...

sure, why not!

West Ham Spain dijo...

Cacicada "made in Uefa" (Unión Especuladora Fútbol Asociación) auspiciada por el presidente del Marsella. Platini no tiene vergüenza ni razón, ni hay motivos claros para sancionar. Ojito, xq estamos en el centro de una cruzada místico-hipócrita-ejemplarizante hacia España por parte de francesitos y british. Salu2

Anónimo dijo...

Yo creo que la que se está liando o está relacionada con la organización de alguna eurocopa o mundial o lo que es peor... apuntando hacia Madrid2016!!

Roberto.

ulster scot dijo...

Sí, sí, hace dos temporadas ya sancionaron al Rangers, que jugaba contra un equipo israelí, porque un mamarracho del Celtic ( con camiseta del Papa y banderita palestina!!!!!) saltó en Ibrox al terreno de juego.
La hipocresía de esta gente no la supera ni los victorianos del siglo XIX.