sábado, noviembre 11, 2006

Capítulo 6: El triplete (1999)

Javier Trinidad (redactor de Antena 3 colabora para brit corner y nos analiza el capítulo 6, penúltima entrega: El triplete). Tengo grabada una imagen del año 99 a fuego, como muchos aficionados a este deporte del balón. Ole Gunnar Solskjaer, el asesino con cara de niño, entraba en éxtasis tras perforar la meta de Oliver Kahn en el Camp Nou.. Era el gol que significaba la segunda Copa de Europa en la historia del Manchester, la coronación de Sir Alex Ferguson a los mandos del United, la cúspide de los Fergie’boys, el mejor final para la temporada más gloriosa de los Diablos Rojos. Esa campaña, el equipo de Ferguson fue imbatible, se llevó la triple corona. A la ya mencionada Copa de Europa conseguida ante el Bayern de Munich, se sumaban la Premier y la Copa. Un éxito casi obsceno por su grandeza.

En el campeonato de la regularidad, el Manchester se llevó el título por tan solo un punto. El Arsenal de Wenger acechó hasta el último momento en un duelo antológico, el preludio de lo que poco después se vería en Highbury. Pero ese año el Manchester tenía una de las mejores plantillas de su historia, sino la mejor. El gran danés, Peter Schmeichel, en la portería: reflejos y colocación; los Neville, Stam, Johnsen e Irwin en la zaga: seguridad, fuerza, colocación, veteranía; Becks, Keano, Scholes y Giggs en la media: toque, presencia, clase, vértigo; Cole y Yorke en la vanguardia: gol y velocidad. Semejante equipo tenía Ferguson y así le fue.

Este equipo de leyenda se difuminó con el paso de los años, como todo en esta vida. De aquella plantilla aguantan, siete años después, el omnipresente Ferguson, Scholes, Giggs, Neville, Solskjaer y Brown. El referente de aquel equipo, Beckham, calienta banquillo en el Bernabéu y ha perdido el sitio en la Selección.

Ferguson sobrevive a todas las leyendas que pasan por el vestuario de Old Trafford. Robson, Hughes, Cantoná, Becks, Keane….20 años en un banquillo no son tantos, debe pensar el bueno de Sir Alex Ferguson. Seguro que ya piensa en el homenaje a Rooney. Con él dirigiendo al United, of course.

5 comentarios:

E. Peinado dijo...

¡Qué perla! Un blog de un periodista español dedicado al fútbol inglés.

Navegando en la blogosfera a veces te encuentras con perlas como éstas. Enhorabuena por el blog, me gusta y es distinto.

Ya tienes un enlace y un lector más, jeje.
¡Un abrazo desde Sevilla!

hoeman dijo...

Qué grande Schmeichel, un crack entre los cracks.

David dijo...

Me acuerdo de la final del 99. El Man Utd. las pasó moradas, después del 1-0 de Basler (cantó Schmeichel), Jancker remató de tijera al larguero. La final la mereció más el Bayern.
El United tenía el mediocampo desordenado. Faltaba Keane y metió a Beckham en el centro, Giggs a la derecha y Blomqvist en la izquierda, y el equipo estaba bastante agarrotado. Es una de las ocurrencias de Ferguson que mencionas. Por cierto que otra fue poner a Walsh en vez de Schmeichel en el Camp Nou y se llevó 4 en -tal vez- la última gran función del Dream Team.
Otra característica del United de Ferguson, al menos en los añois que recuerdo, es una defensa bastante asequible. La temporada de su segunda Copa de Europa estuvo mejor y dieron el golpe clave con un 2-3 en Delle Alpi, superando también el bajón típico de los británicos a domicilio.

piterino dijo...

Y yo que sigo pensand que el United ganó la Copa de Europa casi de forma inmerecida, aunque pnderar el merecimiento de cad cual es complicado.
Tremenda semana, señor Marciel!

Martin dijo...

¡que equipo por dios!, el mejor del united que vi yo (aclaro que empeze a ver el fútbol ingles más o menos en el año 1993/1994).
salu2 y gracias por hacerme recordar la final más querida por mi.
GLORY GLORY MAN. UNITED!!!
Martín (martinacho2004@hotmail.com)