martes, noviembre 07, 2006

Capítulo 2: Título de liga 26 años después

La temporada 92-93 marcó una antes y un después en la vida de Alex Ferguson. El equipo ya había calmado a la afición gracias a la Copa y a la Recopa de los años precedentes pero el número de años sin ganar el título de liga seguía aumentado. Algo parecido a lo que le está sucediendo a Benítez en el Liverpool, al que los títulos no ligeros ( la Champions sin ir más lejos) no le libran de la ansiedad de un grande que no gana la liga desde hace 26 años... curiosamente los mismos que estuvo el United hasta que en el año 93 se alzó con el título de liga.

Era la primera Premier League de la historia. Una auténtica revolución en todos los aspectos. El nuevo estilo de Ferguson por fin se imponía en la liga y eso que de nuevo fue cuestionado en el comienzo de la temporada. La campaña anterior, el United volvió a rozar el título pero una vez más se quedó a las puertas. El Leeds ganó la última Liga inglesa como tal. Llegó la modernidad con el nombre de Premier League y sin duda con el nombre de Manchester United y Alex Ferguson. No sólo en fútbol sino también en organización de club.

Ferguson ya tenía en su plantilla a los carismáticos Peter Schmeichel, Dennis Irwin, Paul Ince, Ryan Giggs o Lee Sharpe. En noviembre de 1992, en plena resaca de la Barcelona olímpica, el United era décimo y parecía que el crédito de Ferguson se acababa. Sin embargo, al genio escocés se le ocurrió la genial idea, la más acertada de su carrera, la de fichar a Eric Cantona procedente del actual campeón en aquellos tiempos, el Leeds United. El Manchester encontró en la inspiración del francés el ingrediente perfecto para ganar la liga (en el capítulo 4... La figura de Eric Cantona).

El United ganó con un estilo ultra ofensivo y un juego de bandas donde Andrei Kanchelskis, Lee Sharpe y Ryan Giggs nurtían de balones a Cantona, Hughes y McClair. Era el comienzo de un ciclo de oro bajo el mandato de Ferguson. Old Trafford no veía a un United como campeón de liga desde el año 67... La otra gran época de los red devils. Los Best, Charlton, Kidd y compañía (los chicos de Busby) ya tenían herederos y Busby el suyo, Alex Ferguson.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En Old Trafford aún recuerdan la banda derecha y su amo: Andrei Kanchelskis...

Buen trabajo.

Fuerza y salut!

VON_PAULUS dijo...

Giggs fue proclamado mejor joven del año; Ferguson, obviamente, entrenador del año. ¿Y quien fue el máximo goleador de la Liga? Un tal Teddy Sheringham con el Tottenham.

Por cierto, Cantona fichó por el ManU unas tres semanas después de que Gaspart y Parera le cerrasen la puerta del Barça. En aquel invierno viajó hasta tres veces a Barcelona, como había hecho dos años antes, cuando aún jugaba en el Nimes.

@ mr.mamba

Kanchelskis fue otro de los 'errores' de Ferguson (en mi opinión). Jugó más de 160 partidos oficiales en cuatro años (123 de Liga) y se marchó al Everton en 1995 porque Fergy consideró que con la eclosión de Beckham ya no tenía lugar mantenerlo en la plantilla. Hoy, con 37 años, sigue dando guerra, en menor medida claro, en el Krylia Sovetov de su país.

txarung dijo...

En Old Trafford se trabaja el juego sucio? Pues en algunos equipos si...

http://txarung.blogspot.com

piterino dijo...

Enorme este desglose que haces de Ferguson! Los dos artículos, excelentes! Yo he escrito uno sobre Fergie, pero desde otra óptica, y desde luego sin tu base documental ni argumental. Felicidades, crack!

Paco Casal dijo...

Los grandes tambien se equivocan, como Ferguson con Kanchelskis....