jueves, mayo 22, 2008

La injusticia era inevitable


Rodrigo Marciel.- Algunos puristas del fútbol dirán que no ha sido una buena final, que ha habido muchos descuidos en las áreas, muchos errores y que daba igual quien ganase que perdió el fútbol. La gente normal, la que no vive en una burbuja que no le deja disfrutar de este deporte ha vivido una noche mágica, espectacular, sensacional y que lo ha tenido todo. El United dominó en la primera parte, el Chelsea arrasó en la segunda y después triunfó la heroica y el partido se decidió por un resbalón de uno de los jugadores que menos lo merecía, John Terry, el único canterano del Chelsea y el que más ha sentido esta derrota. Injusto hubiese sido cualquier desenlace ya que el verdadero vencedor ha sido el fútbol de los dos equipos. Sin especulaciones, nadie ha pensado en los penaltis ni ha jugado con el resultado para guardar fuerzas. Una final que se esperaba al estilo italiano por el estilo del Chelsea y la cara europea del Manchester en Europa pero que ha ofrecido la cara más bella del balompié británico.

Dos mitades
El encuentro tuvo dos partes muy diferenciadas. Cristiano ejerció de superestrella en los primeros cuarenta y cinco minutos bajo el gran trabajo de Tévez y el sacrificio de hombres como Hargreaves y Carrick. A Scholes el golpe en la nariz le dejó tocado y no le permitió desarrollar su fútbol en plenitud gracias también a la labor de desgaste de un incombustible Makelele (¡que bien hiciste Florentino!). Si a Terry le jugó una mala pasada el agua en la tanda de penaltis a Van der Sar le pasó lo mismo en el gol de Lampard. No fue merecido ese empate aunque en la segunda parte, el Chelsea demostró sus credenciales. Con el agua llegó el empuje de una escuadra que recordó a la mejor época de Mourinho y que estuvo hasta el minuto 75 arrinconando a los de Ferguson. Enorme la actuación de Ashley Cole y el marcaje a Cristiano al que anularon Essien y los que le ayudaron en las coberturas. Carrick y Scholes perdieron la manija mientras que Rooney se ha quedado como la decepción de esta cita.

Desgaste físico
La prórroga definió el partido. Los gemelos no respondían pero lo importante fue ver como en la cabeza de los jugadores siempre estuvo la portería contraria. Giggs tuvo el partido, Lampard y Drogba lanzaron al palo y el drama quiso que todo se acabase en los penaltis. Al ver a Cristiano fallar muchos recordábamos a Roberto Baggio en la final del Mundial de EEUU 94 pero la crueldad fue más dura con Terry. Hay que quedarse con el detalle del pasillo del Manchester al Chelsea antes de subir al palco y que haya subido Bobby Charlton liderando a la plantilla. Homenaje merece también Ryan Giggs junto con Paul Scholes, ambos representan la humildad a pesar de haberlo ganado todo, lástima que esto nos sorprenda. El rostro de Avram Grant, las lágrimas de Terry, el bajón de Abramovich y la eterna sonrisa de Ferguson que merece capítulo especial fueron otros detalles de esta espléndida fiesta del fútbol europeo. Sir Alex sigue viviendo este juego como el primer día y eso que lleva más de 20 años en Old Trafford. Ganase quien ganase ha sido injusto y todo en una noche en la que no estaba Mourinho ¿Se habrá alegrado?
Ficha:
Man Utd: Van der Sar, Brown (Anderson 120), Ferdinand, Vidic, Evra, Hargreaves, Scholes (Giggs 87), Carrick, Ronaldo, Tevez, Rooney (Nani 101) Gol: Ronaldo 26.
Chelsea:
Cech, Essien, Carvalho, Terry, Ashley Cole, Ballack, Makelele (Belletti 120), Lampard, Joe Cole (Anelka 99), Drogba, Malouda (Kalou 92)
Gol: Lampard 45.
Man Utd 6-5 en los penaltis
Público: 69,552
Árbitro: Lubos Michel (Eslovaquia).

16 comentarios:

Andrés Pérez dijo...

Suscribo 100% todo lo que has escrito, Rodrigo. Fue una final emocionante y bonita. A mí no me decepcionó. Dos tiempos, dos reyes. Un penalty, un resbalón y un drama. Pero si Terry hubiera marcado y Ronaldo hubiera sido el villano, hubiera sido igual de injusto. Manda Inglaterra. De largo.

Un abrazo.

Jorge Luis Rocha dijo...

Me parece que hubo un partido digno de final de Champions. Claro, lo digo desde mis gustos por el ataque, porque la defensa fue lo único que no tuvo protagonismo en el partido.

Lástima lo de Terry, y lo de Cristiano Ronaldo iba muy bien hasta el penal. Una vez más quizo lucirse y ahí están las consecuencias.

Anónimo dijo...

el partido tubo dos tiempos diferentes, bien marcados de dominio de cada equipo, y en el dominio de cada equipo, al compararlos, se me hizo mejor el trabajo del Chelsea.

Ronaldo, un hombre que apuntan al mejor del mundo desaparecio el segundo tiempo.. algo que me parece bastante pobre para quien dicen, repito, el mejor del mundo.

Ya quisiera cualquier equipo jugadores con el corazon deTerry y Lampard. Para mi, hubo injusticia.

Cú Chulainn dijo...

Aunque me alegro de que ganara el United, también sentí mucha pena por Terry; si hay un jugador en el Chelsea que no merecía fallar ese penalty, era él. A él y a Lampard sí que se les veía hundidos tras la derrota; a otros, desde luego, no (a Anelka parecía que le daba todo igual, y yo creo que realmente era así...)

Una pena también que no entrara el remate de Giggs en la prórroga, el que le sacó Terry; marcar ese gol decisivo hubiera sido un broche de oro para su grandiosa carrera. Siempre he sentido especial simpatía por este genial extremo zudo que eligió defender la camiseta de su país en lugar de "venderse" a los ingleses -como podía haber hecho- para jugar mundiales y eurocopas... Un grande de verdad.

Anfield dijo...

Un gran partido, en el global estuvo mucho mejor Chelsea.

Juan Monter Solans dijo...

www.dedomingoadomingo.com

Ahí tenéis más extensa la crítica del partido, pero creo que la mala suerte se cebó con el Chelsea ayer.

Un saludo

R. Huertas dijo...

Desde luego, a quien se le ocurre sacar a Anelka, si todos sabemos que es gafe...

Macmanaman dijo...

Excelente crónica, como todas las tuyas Rodrigo. Felicidades por el blog.

q dijo...

www.footballextrem.blogspot.com

Sugar dijo...

¿Por qué nadie habla de como el árbitro machacó al Chelsea? Que Tevez acabara el partido fue increíble, y la roja a Drogba, injusta a todas luces. Quizás con el marfileño, Terry no hubiera lanzado el penaly y el Chelsea ganara...
De todas maneras, para los amantes del fútbol de las islas, fue un espectaculo magnífico...

Garrincha dijo...

@ Sugar

Yo creo que más bien el árbitro sacó de quicio a Joe Cole jeje. Por otro lado, Tévez provocó y sus rivales picaron, mal por Drogba principalmente (aunque opino que su expulsión fue exagerada).

@ Rodrigo Maciel

Cuelga un post con algo sobre los Bhoys campeones hombre :D

Julian Ross dijo...

Yo me lo pase como un enano viendo la final, aunque si que es cierto que es una pena que acabase solucionandose en los penalties, parece que la tendencia es que cada vez mas finales se soluciones por este método de dudosa justica... sino recordemos las copas de europa perdidas por Milan, Valencia o Inter en los últimos años...

Metete en mi blog a ver si te interesa un intercambio de links en dedondehasalido.blogspot.com y suerte con el blog!

Julian Ross dijo...

Por cierto, el link al blog de "el hacha de Ruben uría" esta roto o han eliminado el blog, un abrazo

manu g dijo...

El Chelsea fue ligeramente superior. Mereció la victoria un poquito más. Creo que el árbitro barrió para el United.
La expulsión de Drogba totalmente justa, el manotazo fue una estupidez, y para más escarnio delante del árbitro.
Que Terry la cagase no me da ninguna pena. El carnicero no se merecía ser el héroe.

manu g dijo...

@ R. Huertas
El gafe Anelka tiene una champions. Aunque supongo que gracias a la flor de Karembeu

R. Huertas dijo...

@ Manu G

Gracias, mi memoria alcanza perfectamente al año 2000. Esa temporada Anelka fue decisivo marcando aquel gol en prorroga ante el Bayern, pero en ningun caso se le cedio ningun tipo de responsabilidad. Creo que un gol es algo que cualquier jugador se puede encontrar, pero siempre hay una responsabilidad a la hora de decidir quien va a tirar un penalty .