martes, agosto 12, 2008

Cuéllar, de protestante a villano

Pablo Pinto. - O lo que es lo mismo, del Glasgow Rangers al Aston Villa. Carlos Cuéllar es desde hoy un nuevo 'spanish' en la Premier League. El central madrileño se ha ganado un sitio en la mejor liga del mundo después de un largo camino, lejos de los que muchas estrellas tienen hasta alcanzar la cima. La modesta progresión de Cuéllar, de 26 años, le ha llevado por equipos como el Pegaso, el San Federico, el Calahorra o el Numancia, hasta que en Osasuna consiguió hacerse un nombre. La gran UEFA que jugaron los navarros hace dos temporadas llamó la atención de muchos equipos europeos, entre ellos el propio Glasgow Rangers que cayó eliminado por el equipo rojillo.

El estilo de juego de Cuéllar, con la contundencia y el juego aéreo como sus principales valores, se acopló a la perfección a la liga escocesa. Tanto que se llevó el premio de 'mejor jugador', un galardón reservado a delanteros y centrocampistas creativos y no desde luego a un central.

La UEFA, su mejor escaparate
Pero no ha sido ese galardón el que abrió los ojos al gran público, sino de nuevo el escaparate europeo. La Copa de la UEFA se le da francamente bien a Cuéllar, y mejoró aún si cabe su actuación en el equipo protestante de Glasgow. El Rangers se plantó en la final de la UEFA en buena parte gracias al español. Destacó sobremanera su impecable partido en Florencia, aguantando las embestidas de la 'Fiore' y logrando el pase en los penaltis a la gran final.

En la final el Zenit de Arshavin pasó por encima del Rangers, pero Cuéllar ya se había ganado el respeto. En el Reino Unido ya se sabía de sus cualidades, pero en España tuvo que ser la competición europea la que nos descubriera su calidad. Durante los días previos a la lista de Luis para la Eurocopa, su nombre aparecía en muchas quinielas. Su inclusión no hubiera sido, para nada, descabellada.

A prueba en el Leeds
Lo que pocos conocen de Cuéllar es que ya tuvo una experiencia en la Premier League. Al acabar su ciclo en el Numancia estuvo a prueba durante unos días en el Leeds United. El juego del defensa madrileño convenció, pero fue entonces cuando Osasuna llamó a su puerta y no se lo pensó dos veces. Ahora vuelve a la Premier, pero por la puerta grande. Que un club pague diez millones de euros por un traspaso le da a uno inevitablemente un caché. En Villa Park, Cuéllar tendrá bastante hallanado el camino para hacerse un hueco en el once de Martin O'Neill porque, tras la marcha de Mellberg a la Juventus, había quedado un profundo hueco en el centro de la defensa. Y ahí está Carlos Cuéllar para taparlo. Hemos tenido españoles 'reds', 'blues', 'urracas', 'red devils', etc... Pero desde hoy tenemos un villano español . Qué bien suena.

3 comentarios:

ulster scot dijo...

Personalmente pienso que O'Neill (el cual es una mala persona)lo ha hecho por joder. Pese a que tengo simpatía por el Aston Villa me hubiera gustado que fichara por el Tottenham de Juande, en White Hart Lane podría aspirar a más que en Villa Park.

edufh dijo...

hombre por joder no creo que se gaste tanto dinero.. al Villa le hacia falta un central y quien mejor que Cuellar???

Anónimo dijo...

Hombre, lo que está claro es que si demuestra buen nivel en la Premier, una oportunidad en la selección se merecerá, ¿no?