miércoles, diciembre 05, 2007

Cuando el río suena, Newcastle lleva

El Newcastle parece que no escapa de ese gafe que les persigue desde hace años. Las lesiones, los problemas de vestuario y los erróneos y excesivos cambios de entrenador han llevado al equipo a pasar con más pena que gloria en los últimas temporadas de Premier League. En verano lograron seducir a Sam Allardyce para un nuevo proyecto que tenía y que aún tiene buena pinta si nos fijamos en la plantilla y en el técnico. Big Sam aterrizó en St James Park con un gran currículum detrás y muy bien considerado por prensa, afición y colegas de banquillo. Llevó a un modesto como el Bolton a Europa y ahora con mejores jugadores la cosa se le está complicando mucho más. El pasado fin de semana cayó frente al Blackburn por 3 a 1 y antes venía de perder frente al Liverpool en casa, empatar con el pésimo Sunderland y caer humillado por el Portsmouth por 1 a 4.

Allardyce goza del apoyo de la grada
Un año más, están en zona de nadie. Por plantilla y presupuesto el equipo aspira a más a mucho más. Las dudas sobre el trabajo de Allardyce crecen cada día más aunque los pesos pesados del vestuario le apoyan publicamente y es que son conscientes de que si algo necesita este equipo es estabilidad en el banquillo. En St James Park un gran sector del público sigue apoyando a Allardyce y la directiva también ha insistido en su continuidad. Las cosas no funcionan pero al menos de momento impera la cordura de mantener a un gran técnico. La lesión de Owen fue de nuevo otra piedra en el camino aunque están jugadores como Viduka o Martins que tendrían que hacer mucho más. Experiencia sobra pero la defensa es lamentable. No tienen mal calendario en diciembre para reconducir la situación. Una victoria hoy ante el Arsenal sería el mejor antídoto, su afición lo merece es una de las mejores de Inglaterra.

1 comentario:

www.lavidaendomingo.es dijo...

Que tal va el bozas de Joey Barton, no juega mucho no?

http://www.lavidaendomingo.es/