domingo, enero 28, 2007

Reyes de Europa: Liverpool (77,78,81,84,05)

Hablar del Liverpool Football Club es hablar de la Copa de Europa, de Bill Shankly, de Bob Paisley y de otros tantos que forjaron la leyenda de este club por el viejo continente. El Liverpool es el equipo británico con más Copas de Europa. Su idílio con la máxima competición continental comenzó en 1977. Europa estaba sumida bajo la dictadura del Bayern de Munich de Beckenbauer y un club inglés no ganaba la ahora conocida como Champions desde los tiempos del Manchester United de Matt Busby en 1968.


El equipo de Anfield estaba dirigido por el mítico Bob Paisley que heredó el Liverpool que había dirigido Bill Shankly desde 1959 hasta 1974. El legado de Shankly inspiró a Paisley a la hora de guiar los destinos de los reds. La Copa de Europa de 1977 comenzó con un fácil cruce ante el norirlandés Crusarders, acto seguido llegó el Tranbzospor turco que solo puso dificultades en Turquía pero que fue remontado en Anfield. El duelo más complicado fue frente al Saint-Ettienne galo que venía de ser subcampeón de Europa el año anterior. El Liverpool cayó en Francia pero una vez más los hombres de Paisley remontaron la eliminatoria con un contundente 3 a 0. Comenzaban a escribirse las primeras páginas de las míticas remontadas del Liverpool en Europa. El sorprendente Zurich suizo esperaba en semifinales, el Liverpool ganó por 6 a 1 la eliminatoria y se plantaba en la final por primera vez en la historia.

El gran Bayern tocaba a su fin, era la hora del Liverpool. Los de Beckenbauer cayeron en Cuartos y en la final espera el campeón de la Alemania Federal, el Borussia Moenchengladbach de Stielike, Bonhof; Simonsen y Heynckes. Un super equipo que cayó ante el Liverpool de Clemence; Neal, Jones, Smith, Hughes; Case, Kennedy, Callaghan, McDermott; Keegan, Heighway. El resultado final fue de 3 a 1. El Olímpico de Roma coronaba a los reds liderados por el gran Kevin Keegan que abandonó el club ese mismo año para probar suerte en el Hamburgo.

La temporada 1977-78 fue de nuevo todo un éxito europeo para el equipo de Mersey. La grada de The Kop lloró la marcha de Keegan pero apareció otro mito, el escocés Kenny Dalglish que llegó del Celtic y también el defensa Alan Hansen que llegó del modesto Patrick Thistle escocés. El Liverpool ya era un rival temido en Europa y todas las miradas estaban puestas en su juego. Su camino hacia el segundo título consecutivo tuvo una vez más sello alemán. En este caso, el Dinamo de Dresde, campeón de la República Democrática Alemana. El Dinamo salió humillado de Liverpool con un correctivo de 5 a 1. En Cuartos, el Benfica fue la víctima de los reds. Eliminatoria nada asequible que los de Paisley resolvieron con brillantez con un 1 a 2 en Lisboa y un 4 a 1 en tierras británicas. En semifinales, la historia tenía una cita con la revancha del Borussia Moenchengladbach que esperaba en el paso previo a la final. El Liverpool fue derrotado en Alemania por 2 a 1 pero los alemanes sucumbieron cegados por el espíritu de Anfield, 3 a 0 y los reds que ya estaban en otra final, esta vez en el mejor escenario posible, Wembley.

La catedral del fútbol fue testigo de la segunda Copa de Europa del Liverpool con un once formado por Clemence; Neal, Thompson, Hansen, Hughes; McDermott, Kennedy, Souness; Case (Heighway), Fairclough y Dalglish. El Liverpool derrotó al Brujas de Ernst Happel por 1 a 0 con gol del nuevo ídolo de la afición, Kenny Dalglish. Sólo tres años tuvo que esperar la afición del Liverpool para ver de nuevo a su equipo reinar en Europa. Fue en la temporada 80-81 mientras el Nottingham Forest sorprendía al mundo entero con sus dos Copas de Europa seguidas en el momento más dulce de la historia del fútbol inglés.

El Liverpool de aquella campaña seguía liderado por Paisley en el banquillo, Clemence en la portería y Dalglish en ataque. En aquella Copa de Europa, el Liverpool le endosó un 10 a 1 al humilde OPS finlandés. Diez goles en Anfield para empezar a hablar. El siguiente en pasar por la guillotina de los de Paisley fue el mítico Aberdeen de Alex Ferguson que no pudo con los reds y perdió por 5 a 0 en el global de la eliminatoria. El CSKA de Sofia tampoco pudo con el Liverpool en Cuartos, el Liverpool arrasaba en la máxima competición continental con un fútbol espectacular. El todopoderoso Bayern esperaba en semis, 0 a 0 en Anfield y 1 a 1 en el Olímpico. El Liverpool conseguía acceder a una nueva final tres años después. En frente estaba el equipo con más títulos de la historia, el Real Madrid y el Parque de los Príncipes como escenario. Un gol del lateral Alan Kennedy dio la victoria al Liverpool que ya acumulaba tres Copas de Europa (once: Clemence; Neal, Thompson, Hansen, A.Kennedy; Lee, McDermott, Souness, R.Kennedy; Dalglish (Case), Johnson)

La temporada 83-84 vio como el Liverpool se hacía con la Copa de Europa por cuarta vez. Sin embargo, muchas cosas habían cambiado en los reds, Bob Paisley dejó el club en mayo de 1983 dejando las riendas a Joe Fagan. Muchos veían en ese hecho el fin de una era. El legendario Paisley dejaba el club y ya quedaban pocos jugadores de las anteriores tres Copas de Europa. Los Hansen, Neal, Dalglish, Souness y compañía eran los hombres de la vieja guardia mientras que aparecían en escena leyendas como el extravagante Grobbelaar o el gran ariete galés Ian Rush.

El nuevo Liverpool de Fagan ganó al Odense en la primera ronda con una nueva goleada en casa por 5 a 0. En la siguiente ronda esperaba el mejor Athletic de Bilbao de la historia. El Liverpool no consiguió ganar a los de Clemente en Anfield pero si lo hicieron en San Mamés por 0 a 1. El Benfica, al igual que en 1978, esperaba en los Cuartos. Una vez más, los lusos perdieron la eliminatoria y con claridad con un contundente 1 a 4 en Lisboa. El Dinamo de Bucarest rumano era el adversario en semifinales. El Liverpool pasó la eliminatoria con un 3 a 1 total.

Al igual que en 1977, Roma era es estadio y esta vez el rival era el equipo de la ciudad, la Roma de Falcao. En Roma empezó y terminó la leyenda del Liverpool de aquella generación. El partido se decidió en una histórica tanda de penalties marcada por el baile de Grobbelaar en la línea de meta que provocó el fallo de Graziani y Conti. El Liverpool ganó la tanda de penalties cpn un sólo fallo. Los Grobbelaar; Neal, Lawrenson, Hansen, A.Kennedy; Johnston (Nicol), Lee, Souness, Whelan; Dalglish (Robinson) y Rush volvían a coronar a los reds. El ahora comentarista de Canal Plus, Michael Robinson jugó unos minutos de aquella final. El Liverpool culminaba otra gesta, otra hazaña...

De ese Mayo de 1984 hasta la siguiente Copa de Europa, muchas cosas han cambiado. El Liverpool experimentó una profunda crisis en los 90 y acumula ya 16 años sin ganar la liga. Aquellos años de oro dieron paso a la sequía que persiguió al club desde 1990. Sin embargo, la llegada de Benítez obró el milagro en la temporada 2004-05. Benitez, al igual que Fagan, logró la Copa de Europa en su primer año en el banquillo de Anfield. El fútbol de la era Paisley no tiene nada que ver con el de hoy de los reds, unos reds mucho menos británicos, menos ofensivos, menos espectaculares pero con el mismo espíritu de los 80. El Liverpool tuvo que jugar la previa en 2004 y sufrió muchísimo ante el Grazer austríaco. En la fase de grupos superó a Olympiacos y Deportivo y pasó como segundo por detrás del Monaco no sin dificultades. En octavos, un alemán, como no podía ser de otra forma, fue derrotado. El Bayer Leverkusen fue derrotado por 3 a 1 en Anfield y en Alemania.

Los Cuartos de Final revivieron la trágica final de Heysel ante la Juventus. El Liverpool ganó en un emotivo partido en Anfield por 2 a 1 y mantuvo el 0 a 0 en Turín que les llevaba a semifinales. El Chelsea de Mourinho, en su mejor versión, era el rival antes de la final. Una eliminatoria durísima marcada por las defensas y la tensión en los 180 minutos. El gol de Luis García a los cuatro minutos en Anfield sentenció a los londinenses. El Spanish Liverpool devolvía a los reds a una final, nadie daba un duro por aquel Liverpool en el comienzo de temporada. La final volvió a ser épica como no podía ser de otra forma. Un intratable Milan era el rival y Estambul la ciudad de la final.

El Liverpool caía por 3 a 0 a los 43 minutos. De manera increíble, los reds remontaron en seis minutos para la historia, del 54 al 60. El You Will Never Walk Alone aupó a los de Benítez, eso y las ganas y el pundonor de unos hombres (Jerzy Dudek; Steve Finnan (Dietmar Hamann 46), Sami Hyypia, Jamie Carragher, Djimi Traoré; Harry Kewell (Vladimir Smicer 23), Xabi Alonso, Steven Gerrard, John Riise; Luis García y Milan Baros (Djibril Cissé 85) que recordaron en seis minutos a los héroes de los 80. En los penalties, como suele pasar gana el que remonta. La lotería volvió a sonreír a los reds, Dudek emuló a Grobbelaar con su baile y Schevchenko falló hipnotizado por la magia del Liverpool. Quinta Copa de Europa, quinta esencia, Europa volvía a ser red y a lo grande.

9 comentarios:

Paco Casal dijo...

Parece interesante que ese Liverpool que gano tanto, ahora todos los apellidos que tienen son españoles o extranjeros, cuando antes eran simplementes ingleses.

Anónimo dijo...

Pequeñas puntualizaciones:

1-Es Partick Thistle, no Patrick Thistle.
2-El Dinamo de Bucarest es rumano.
3-El Liverpool FC no lleva 24 años sin ganar la liga sino 17 (salvo que este año la gane y lo tiene algo dificil) la última la gano en la 89-90

Obviando estas chorradas estos post son muy interesantes.

Rodrigo Marciel dijo...

tienes toda la razon, en cuanto pueda corrigo los errores, gracias por tu interes, un saludo

piterino dijo...

Con varios equipos míticos, un club de culto y de leyenda. Gran post y gran repaso!

Jose David Lopez dijo...

Me encantaba la delantera Fairclough y Dalglish, el último siempre será digno de mencionar por tantas buenas tardes.

David dijo...

La última Copa de Europa se debe sobretodo a la inexplicable tendencia a coger pájaras del Milán (véase la eliminatoria que le levantó el Deportivo).
El Liverpool de 2005 es uno de los peores campeones de Europa que se han visto por juego, nivel de algunos titulares de la final y trayectoria. Y el gol de García al Chelsea... en fin...

J. Urrutia dijo...

Recuerdo perfectamente la eliminatoria del 84 frente al Athletic. Conseguimos mantener la puerta a cero en Anfield, con una soberbia actuación de la defensa que puso Javi en el verde. Partidazo de Goiko, que fue definido por la prensa local como "coloso".

En la vuelta, en La Catedral, gran partido de ambos conjuntos y eliminatoira para los 'reds' con un clásico gol de Ian Rush.

Fue el final de un ciclo en Bilbao y un paso más de la leyenda del Liverpool...

Un saludo.

Antonio J. Castillo dijo...

Gran post!!

Come on L'pool!!! Come On!

http://www.liverpool-madrid.blogspot.com/

Se recomienda.

Anónimo dijo...

que lo que dice ese imbecil que el liverpool fue uno de los peores campeones de europa pero ese esta loko..! fue el mejor equipo en ese torneo no tuvo un equipo lleno de estrellas pero jugo con corazon y humildad y eso fue lo que le llevo a ganar la champions..! y el gol contra el chelsea fue increible eliminarle al mejor equipo de ese momento donde el chelsea muy dificilmente perdia un partido y ganaba la mayoria de sus partidos..! sabes pelotudo no digas estupideces si no sabes nada de futbol